lunes, 27 de julio de 2015

El tiburón mako

El tiburón mako, marrajo común o de aleta corta (Isurus oxyrinchus) es una especie de elasmobranquio lamniforme de la familia Lamnidae. Tiene una distribución muy amplia: se encuentra en el Océano Pacífico, Atlántico, Índico, Mar Mediterráneo y Mar Rojo. El marrajo pertenece a la misma familia que el gran tiburón blanco (Lamnidae) pero es de inferior tamaño, y a diferencia de él, es un tiburón asociado a las profundidades, siendo extraño en aguas someras y cercanas a la costa. Son tiburones de gran tamaño, habiéndose registrado el largo de una hembra capturada en 4,5 metros. El tamaño usual de ejemplares adultos bien desarrollados suele estar entre 3,5 y 4 metros de longitud, con pesos de hasta 750 kg.



El marrajo común es un gran tiburón con el cuerpo fusiforme, robusto, macizo y muy hidrodinámico. Su hocico es cónico y puntiagudo y la boca es grande y estrecha, en forma de U con amplios diastemas separando las hemimandíbulas. Los ojos son redondos, negros y de tamaño mediano. Aletas escapulares medianas, de extremo ligeramente redondeado. Primera dorsal mediana y de extremo ligeramente redondeado, con su origen justo por detrás de las escapulares; segunda dorsal y anal diminutas, ambas enfrentadas. Aleta caudal grande de lóbulos anchos y en forma de media luna, con el lóbulo superior ligeramente más grande que el inferior. Hendiduras branquiales grandes, 5 pares en total. Pedúnculo caudal deprimido y ensanchado por grandes quillas laterales muy largas. Los dientes son grandes,de cúspide ancha (en los adultos) y flexionada, con los bordes lisos, el tercer diente superior es diminuto e inclinado seguido de diastema. Es de color azul oscuro en el dorso, más claro en los costados y blanco puro en el vientre.


Se sabe que ha atacado a personas y embarcaciones sin provocación previa, por lo que es considerado peligroso. Es muy buscado por los aficionados a la pesca deportiva ya que es muy combativo y potente. Al igual que el resto de tiburones pertenecientes a la familia Lamnidae los marrajos mantienen una temperatura corporal superior a la del medio (son homeotermos) lo que les permite realizar una digestión más rápida, triplicar su fuerza muscular o actuar más rápidamente. Es un tiburón pelágico de hábitos oceánicos aunque en ocasiones se acerca a las costas en busca de alimento, llegando a penetrar en playas y puertos.


El marrajo es un tiburón ovovivíparo, con camadas de entre 4 y 8 fetos, máxima conocida de 16. Estos pequeños tiburones miden al nacer unos 70 centímetros, y crecerán según su sexo hasta madurar a 1,9 metros los machos y 2,6-2,8 metros en las hembras. Cuando un marrajo tiene crías en su vientre, los embriones más desarrollados o las crías más desarrolladas se comen a sus hermanos y a los huevos, esta actividad de canibalismo se llama oofagia.


El marrajo es un tiburón muy activo, de fuerza descomunal y gran velocidad. Según pruebas recientes el marrajo puede llegar a alcanzar velocidades punta de más de 124 km/h lo que le otorga el puesto de animal más rápido del océano, puesto que anteriormente se atribuía al pez vela con sus 110 km/h. El secreto de tal potencia y velocidad es su perfecta hidrodinámica, su potente masa muscular, su aleta caudal en forma de media luna y el hecho de ser homeotermo, lo cual triplica su potencia muscular permitiéndole además realizar arranques bruscos. Dicha combinación de fuerza y velocidad les confiere a estos animales la capacidad de saltar muy alto fuera del agua, al igual que lo hace el tiburón blanco, dichos saltos suele realizarlos cuando está prendido en un anzuelo de pesca, durante los cuales puede alcanzar entre 6 y 8 metros de altura.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares