sábado, 5 de diciembre de 2015

Hormiga Terciopelo Rojo

Los mutílidos (Mutillidae) son una familia de himenópteros vespoideos conocidos vulgarmente como hormigas de felpa u hormigas aterciopeladas, cuyas hembras carecen de alas y se asemejan a las hormigas, con las que están lejanamente relacionadas. El nombre común se refiere a que están cubiertas de vellosidad que puede ser roja, negra, blanca, plateada o dorada. Algunas especies son conocidas en Norteamérica como "cow killers" o Asesinas de vacas.


El tegumento, muy fuerte y rugoso, les confiere protección contra las picaduras de avispas y abejas, cuyos nidos invaden. Los machos tienen alas y no son tan velludos como las hembras. El dimorfismo sexual es tan marcado que a veces es difícil saber qué machos y hembras pertenecen a la misma especie a menos que se los capture en el momento del apareamiento. En unas pocas especies el macho es mucho más grande que la hembra y la acarrea en vuelo durante el apareamiento. Lo mismo suele ocurrir en la familia relacionada, Tiphiidae.


Tienen una picadura extremadamente dolorosa, de ahí el nombre de matadoras de vaca porque se dice en broma que pueden matar una vaca. Como en todos los otros himenópteros sólo las hembras tienen aguijón y pueden picar. Como en otras avispas pueden picar repetidamente. Tienen un órgano de estridulación en el metasoma o abdomen. Cuando se las molesta pueden producir un chirrido o sonido agudo con este órgano que sirve para prevenir y a ahuyentar a posibles predadores.


La familia es identificada mejor por sus hembras porque son las únicas avispas sin alas que tienen surcos cubiertos de pelos en el metasoma y con los segmentos mesosómicos fusionados en el dorso. Sólo otra familia de Vespoidea, Bradynobaenidae, tiene surcos con vello. Las hembras de éstas se diferencian por tener un protórax distintivo y un peciolo alargado similar al de las hormigas. Se cree que los ejemplares fósiles más antiguos de Mutillidae son unos encontrados en ámbar de la República Dominicana de entre 25 y 40 millones de años.


El macho vuela buscando hembras. Después del apareamiento la hembra busca el nido de un insecto (generalmente una avispa o abeja solitaria). Cuando lo encuentra deposita sus huevos cerca de la larva o pupa. La larva mútilida se desarrolla como un ectoparasitoide idiobionte, es decir que se alimenta del huésped exteriormente y finalmente termina por matarlo. Se conocen algunas especies europeas que invaden los nidos de abejas o avispas sociales.


Hay mutílidos en todo el mundo, alrededor de 8.000 especies en 230 géneros, especialmente en regiones tropicales. Son muy comunes en desiertos y en zonas arenosas. La mayoría de las especies estadounidenses se encuentran en California, Arizona, Texas, Nuevo México y en las regiones adyacentes de México. Son comunes en los mismos tipos de hábitats en que sus huéspedes son más variados y abundantes. Algunas especies son nocturnas y así evaden las temperaturas extremas de los desiertos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares